Cuando se aproxima la fecha de parto aconsejan preparar la bolsa para el hospital con aproximadamente un mes de antelación. Hay mamis muy previsoras y lo hacen dos meses antes, y otras que les llega el día del parto y entre contracción y contracción preparan la bolsa (estas no suelen ser las primerizas).

Cuando llega ese momento surgen muchas dudas, porque hay tantas propuestas de qué es lo importante para llevarse al hospital que al final acabas liándote y malgastando dinero y espacio en cosas que luego no son precisas.

Mi propuesta de enseres para el hospital la vamos a dividir en bebé, mamá y acompañante. También publicamos recomendaciones sobre este tema en nuestra cuenta de Instagram.

1) BOLSA DE HOSPITAL PARA BEBÉ

– 4 Bodys interiores. Dependiendo de la época del año podrán ser de manga corta o larga.

– 2 Pijamitas para el hospital. Se aconseja que tengan apertura por las piernas para facilitar el cambio de pañal.

– Un gorrito y guantes. Los pediatras recomiendan ponerle un gorrito al bebé recién nacido para que no pierdan la temperatura con la que nacen. Los guantes son para evitar que se arañen la cara con las uñas hasta que se las puedas cortar.

– Pañales y toallitas. Hay hospitales donde te facilitan pañales y/o empapadores, pero hay otros que no, por lo que lo ideal es informarse antes.

– Arrullo, gasas y chupete.

– La ropa para el alta. En este caso, lo importante es que teniendo en cuenta la época del año en que vas a dar a luz, preveas si tienes que llevar abrigo, saquito, arrullo o un gorrito para el sol.

– Para transportarlo del hospital al coche puedes llevar el carro, un foular de porteo, o nada, ya que si es cerca del coche seguramente puedas llevarlo en brazos (dónde mejor).

– Silla para el coche. Para mí es lo más importante. Eso sí que tiene que estar preparado con antelación e instalada por profesionales. Hoy en día hay tiendas especializadas en casi todas las ciudades donde te asesoran sobre sillas compatibles con tu vehículo y te la instalan adecuadamente.

2) BOLSA DE HOSPITAL PARA MAMÁ

– Bolsa de aseo.

– Horquillas, diademas o gomillas para el parto. Piensa que puedes necesitar recogerte el pelo o el flequillo y estar cómoda sin que esté dándote la lata en ese momento.

– Ropa interior. En este sentido, si vas a dar el pecho, sujetadores de lactancia. En cuanto a las bragas, recomiendo de algodón de tiendas low cost, así ya decides si tirarlas, reciclarlas o seguir usándolas.

– Compresas. Hay hospitales donde te las facilitan, pero para ello es importante que te informes antes.

-Camisón o pijama. Mi consejo es utilizar a ser posible el del hospital, pues las primeras horas para el cambio de compresa, para dar el pecho (si es lo que has decidido es lo más cómodo) y para el parto en sí, ya que si llevas el tuyo lo mancharás seguro. Tras esto, si vas a dar el pecho considera llevar un pijama o camisón que te facilite la tarea.

– Zapatillas cómodas.

– Agua, caramelo o snack. No sabes cuánto puede durar el parto, y hasta que dilates puedes necesitar picar algo. El caramelo me lo recomendó un matrón por si me daba una bajada de azúcar, aunque en mi caso nunca lo necesité. Sin embargo, en el primer parto pasé tanta hambre que para el segundo llevé snacks por si me pasaba igual, aunque no fue necesario.

– Lista de música, en caso que decidas tener música en el parto. Hay hospitales donde te permiten llevar un reproductor, por lo que tener prevista una playlist puede ser de gran ayuda para evitar canciones fuera de tono.

– En caso que vayas a optar por lactancia materna, discos de lactancia, pezoneras y tener el contacto de una asesora de lactancia por las dudas que te puedan surgir.

– Ropa y calzado con la que te sientas bien para salir del hospital.

– Abanico. Si fuera necesario, asegúrate que el acompañante tenga arte para abanicar.

3) BOLSA DE HOSPITAL PARA ACOMPAÑANTE

– Neceser o bolsa con sus enseres y bolsa de aseo.

– Neceser para guardar collares, pendientes o anillos que la madre pueda llevar encima.

– Plan de parto. Estar pendiente de todas las necesidades y conocer los deseos de la madre para que sea un parto respetado.

– Cámara de fotos, móvil o cámara de video. Os aconsejamos que hagáis todas las fotos y vídeos que podáis. Para ello es muy importante la actitud y labor del acompañante. Es un momento único y es precioso que la madre pueda ver cómo ha nacido su bebé, o como asciende hasta encontrar el pecho para mamar. No os privéis de poder grabar algo que puede ser irrepetible, algo tan mágico como es ¡dar VIDA!

Categorías: Maternidad

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.